Educación sin barreras. Accesibilidad.

5

La educación inclusiva es un paradigma de apoyos, un modelo de calidad de vida y un enfoque de derechos humanos. En el calendario #ObjetivoInclusión_2020 está en tus manos, el mes de enero se centró en el tema de los apoyos y la calidad de vida, diferenciando entre estos conceptos e insistiendo que es la exigencia del entorno quien impide a las personas poder interactuar con facilidad con el mismo. Dentro de este paradigma de apoyos se concibe la discapacidad como el resultado de un mal ajuste entre las capacidades de la persona y las demandas del entorno. Esto nos lleva entonces a hablar de barreras y accesibilidad.

Barreras y accesibilidad son dos conceptos antagónicos, dos conceptos opuestos, dos conceptos relacionados, porque uno es, cuando no es el otro. Una barrera es un obstáculo, una traba, un impedimento. Accesibilidad es la característica que deben cumplir los entornos, bienes, productos y servicios y que va a permitir a todas las personas su acceso, comprensión, utilización y disfrute de manera normalizada, cómoda, segura y eficiente. Podemos pensar entonces que eliminando las barreras garantizamos la accesibilidad.

¿Pero eso realmente es así? ¿Eliminando las barreras reducimos todas las formas de exclusión y aumentamos la participación de todo el alumnado en la vida escolar? Porque no olvidemos que este es el objetivo que pretendemos: «garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad para todo el alumnado y promover oportunidades de aprendizaje a lo largo de la vida» (ODS 4). Si la mirada sigue puesta únicamente en las barreras personales del niño o la niña, seguiremos centrados en el modelo del déficit. Si seguimos considerando que es la persona la que debe adaptarse al entorno, la que tiene barreras, y no el entorno el que debe transformarse, hacerse accesible, seguiremos anclados en el interregno, seguiremos transitando con despropósito entre la integración y la inclusión.

¿Qué barreras impiden garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad? 

  • Conceptuales. Considerar que integración e inclusión son sinónimos y seguir realizando prácticas segregadoras en los centros educativos, sin comprender ni implementar el paradigma actual de la educación (apoyos, ajustes, calidad de vida, derechos humanos).
  • Éticas. Falta de voluntad personal, de compromiso. Seguir considerando únicamente, que para garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad hace falta otra normativa, más docentes, otro currículo…. Es cierto que estas variables deben tenerse en cuenta, pero es necesaria una responsabilidad, un compromiso ético para pasar a la acción, para empezar a cambiar y a transformar las prácticas educativas.
  • En la mirada. Una mirada centrada en la discapacidad, en lo que la persona no puede o no sabe. Una mirada que justifica la segregación, el aislamiento, la exclusión. Una mirada que no nombra, que etiqueta. Una mirada homogeneizadora que diseña propuestas iguales en aulas diversas. Una mirada que condiciona las expectativas, que pone techos de cristal. Un mirada que corta las alas e impide volar. Una mirada que hace que los prejuicios y los miedos crezcan.
  • Económicas. Con recortes, saturación y masificación en las aulas, con ratios que sobrepasan muchas veces las establecidas normativamente y que provocan situaciones que desbordan a los docentes con sentimientos de soledad y abandono.
  • Culturas. Centros educativos con culturas individualistas, que no promueven una cultura de colaboración ni la creación de redes naturales de apoyo; con culturas etiquetadoras que encasillan al alumnado; con valores que impiden el derecho a una educación inclusiva; con políticas que no apoyan la inclusión; con equipos directivos que no lideran la inclusión; con culturas que no brindan oportunidades equitativas a todos los estudiantes; con centros que no escuchan la voz de las familias, del alumnado, ni promueven su participación; con centros que no reflexionan sobre educación, que no se cuestionan lo que hacen.

Os invito a reflexionar sobre estas y otras barreras, pero sobre todo debemos reflexionar sobre nuestras propias barreras mentales que levantan muros y cierran puertas.

INCLUNOVACIÓN (3)

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s